Gaucin
Rutas
 
Camino de Ronda
Margen Izq del Genal Bajo
El Genal Alto
Valle alto del Guadiaro
El Guadiaro
 
Volver a Entorno
 
Ruta 5ª El Guadiaro

Jimera de Libar Cortes de la Frontera

Jimera de Libar
Situado en la margen izquierda del Río Guadiaro, frente a la mole que significa la Sierra de su nombre, que la divide de Cádiz y del Parque Natural de Grazalema. Presenta un terreno accidentado y un paisaje de calizas ocupados por encinas y alcornoques.
Jimera cuenta con 453 habitantes y está situado a 539 metros de altitud sobre el nivel del mar.
El casco urbano se encuentra sobre una loma con casas enjalbegadas que se superponen por calles estrechas y serpenteantes. La iglesia parroquial se sitúa en la Plaza del pueblo.
De interés es la fuente pública fechada en piedra en el año de 1789.

La gastronomía es especialmente suculenta en otoño e invierno, especialidad son los platos hechos con productos cinegéticos que por esta zona son abundantes. También destacan las gachas de meloja y las migas.

Cortes de la Frontera
Cortes de la Frontera está situado en el extremo más occidental de la provincia de Málaga, y como el resto de los pueblos del Valle del Guadiaro, a excepción hecha de Jimera de Libar, en la margen derecha del río, a 623 metros de altitud sobre el nivel del mar.
Figura como el segundo municipio de la Serranía, tanto por la extensión de su término (176 Kilómetros cuadrados), como por la población (3.767 habitantes). Estos se ubican en tres núcleos urbanos: Cortes de la Fra., El Colmenar y La Cañada del Real Tesoro.
El núcleo principal se encuentra en un cerro, mientras que los otros dos se hallan en la ribera del río y su origen está relacionado con la construcción de la vía férrea Algeciras-Bobadilla. En la Pedanía de El Colmenar se encuentra la Estación de Gaucín.
Cortes cuenta con una de las masas forestales más importantes de España: La Sauceda. Dentro del Parque Natural de Los Alcornocales que se extiende desde Tarifa y Alcalá de los Gazules hasta las mismas puertas de esta villa.
La riqueza paisajística esta envuelta de un indudable carácter salvaje por la dimensión boscosa y la variedad de parajes aislados. Ya por la segunda mitad del siglo XVI el escritor rondeño Vicente Espinel, en su obra "Vida del escudero Marcos de Obregón", decía sobre la zona, <<.. fuíme a La Sauceda, donde hay lugares y soledades tan remotas, que puede un hombre vivir muchos años sin ser visto ni encontrado si él no quiere>>.
Además de la zona señalada hemos de destacar El peñón de Berrueco y el Cañón de Las Buitreras. Su origen se pierde en el tiempo, aunque existen en su término asentamientos fenicios y romanos, así como una larga historia en el periodo musulmán.
Los árabes mantuvieron el nombre de Cortes o Terquex que significa Baluarte o coraza. Según el historiador musulmán Aljathib, en su historia Hiata, en Cortes nació el Gran Almanzor. Tesis mantenida más tarde por el historiador Dozy en su Historia de los Musulmanes en España. De esta época es la llamada Torre del Paso, situada en el paraje de Los Castillejos.
Por su carácter fronterizo pasó a formar parte de Castilla en el reinado de Fernando III. Siendo reconquistada poco después por los musulmanes engrosó definitivamente el suelo cristiano en 1485, coincidiendo, como toda la Serranía, con la caída de Ronda a manos de Fernando el Católico.


El actual emplazamiento urbano data de finales del siglo XVII, época en que el municipio se desarrolla gracias a la explotación del corcho. De este periodo son sus monumentos más representativos. Destacando entre todos su Ayuntamiento, sólido y austero, edificado en piedra y con un frontispicio en el que se puede leer la siguiente inscripción "Reinando Carlos III se hizo esta obra con caudales de propios. Año 1784".
Otro monumento destacable es la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, construida en el S. XVII. Consta de 3 naves separadas por arcos de medio punto asentados sobre pilares y con bóveda de medio cañón en la central y cúpula con linterna sobre el crucero.
La torre campanario se compone de dos cuerpos y está rematada en un tejadillo en forma de aguja. La Guerra de Independencia dejó su impronta en esta villa, pues de ella es natural el ilustre soldado D. José Serrano Valdenebro, que tan importantes acciones acometió contra los franceses en todo la Serranía. Este episodio se cuenta en la Enciclopedia de Andalucía como sigue:

" Hasta este rincón llegaron las fuerzas napoleónicas, y otro hijo de Cortes, el ilustre don José Serrano Valdenebro, después de negarse a colaborar con el gobierno de José Bonaparte, organizó la resistencia de la Serranía, asistiendo además como diputado a las Cortes preparatorias de los Constituyentes, informando a la Junta Central establecida en Sevilla o recorriendo a caballo los pueblos de toda esta región. Su casa solariega se encuentra enfrente a la ermita que fue su oratorio."

La gastronomía es variada y muy popular. Destaca la ternera a la cortesana, tortillas de bacalao, cocido refrito o tostones, ciervo en salsa, cordero de la sierra y el conejo de Guadiar. Entre los postres sobresalen las milhojas, los merengues y los postres flameados.