Un colectivo del Valle del Genal critica la autopista entre Ronda y la Costa
Málaga Hoy

1 de junio de 2005
Auxi F. Palenque

El grupo ecologista cree que esta vía pone en peligro la declaración de la zona de la Serranía como Reserva de la Biosfera. Consideran que ataca la singularidad de la zona.

 

 

El Grupo de Trabajo Valle del Genal manifestó ayer su posición contraria a la propuesta de la Diputación Provincial de Málaga de construir una nueva conexión entre la Serranía de Ronda y la Costa del Sol mediante una vía de peaje que atraviese la zona. La asociación ecologista afirman que la creación de esta nueva ruta supone un incremento de la dependencia de los habitantes de la Serranía de Ronda con respecto a otras zonas de la provincia.

 

"Nos ha parecido un tanto sospechoso y obsceno presentar esta carretera como una solución a la despoblación en la zona", dijo Antonio Viñas, representante del grupo. Como alternativa, propone la finalización de las obras que se están desarrollando en la A-369, que une Ronda con Algeciras y una mejora sustancial del servicio ferroviario con la capital. Además, instan a los organismos públicos a emplear "esta ingente cantidad de millones" para poner en marcha proyectos agrícolas y ganaderos, fomentar las actividades relacionadas con el turismo rural y de naturaleza y potenciar las nuevas tecnologías en la comarca.

 

A juicio de los miembros de este grupo, estas medidas son más que suficientes y menos costosas económica, social y ambientalmente.

 

El Valle del Genal es una de las zonas de la provincia de mayor valor ecológico y según el Grupo de Trabajo, uno de los efectos de la construcción de la vía de peaje sería el alterar este ecosistema y poner en peligro la futura declaración de la zona como Reserva de la Biosfera. "Contrapone los criterios de desarrollo rural de la Unión Europea y los programas Leader y Proder que está llevando a cabo el Centro de Desarrollo Rural Serranía de Ronda", afirmó el representante.

Según el representante del Grupo de Trabajo Valle del Genal, la creación de la vía de comunicación responde a intereses políticos. "Esta carretera era el proyecto estrella del GIL. Ahora es un proyecto del PSOE para ganar votos", argumentó Viña.