Entrevista a Begoña Chacón, alcaldesa de Benalauría.

La Opnión de Málaga

29 de marzo de 2005

 

"Nuestro reto fue acabar con la despoblación"

La regidora destaca que en una década de mandato se ha logrado crear un total de veinte empresas en el municipio, que han incentivado la economía y el empleo.

 

Begoña Chacón está al frente del Ayuntamiento del municipio serrano de Benalauría desde 1995,una labor que compagina con su puesto de parlamentaria autonómica del PP. Mujer trabajadora por excelencia, aún no tiene claro si volverá a presentarse en las próximas elecciones o si enfocará su futuro político a otras funciones.


-¿Cómo llevan los vecinos eso de tener una alcaldesa que buena parte de la semana se tiene que desplazar hasta Sevilla para desarrollar su función como parlamentaria andaluza?
-Hombre, la cosa es complicada puesto que cuando estás buena parte de los días de viaje los vecinos notan tu ausencia. No obstante, afortunadamente cuento con un buen grupo municipal que me ayuda en todo y suple a la perfección mis ausencias.


-En estos diez años de mandato, ¿qué actuaciones destacaría la alcaldesa como las más importantes para el desarrollo del municipio?

-Cuando entré en 1995 el grupo municipal del PP se propuso un objetivo claro, evitar perder más población y que los jóvenes pudiesen labrarse un futuro en el pueblo. Pasado todo este tiempo creo que hemos avanzado bastante en este sentido, ya que se han creado un total de 20 empresas de jóvenes, que están funcionando a la perfección en estos momentos y eso supone una gran satisfacción para todos los vecinos de Benalauría.

 

-Pero durante todo este tiempo, también se ha querido dar un impulso turístico a la población...

Por supuesto. Uno de nuestros recursos más importantes de cara al futuro es el turismo, por ello estamos desarrollando un plan de embellecimiento de nuestras calles y estamos fomentando nuestra gastronomía y tradiciones, como puede ser la fiesta de Moros y Cristianos, que cada vez se conoce en más sitios y que a su vez cada año atrae a un mayor número de visitantes, que suelen repetir.

 

-No obstante, su municipio también tendrá, como todos, algunos problemas. ¿Cuáles son los más acuciantes de Benalauría?

-Al tratarse de un pueblo pequeño tenemos muchas carencias, como por ejemplo el de las comunicaciones, que viene siendo nuestro caballo de batalla desde hace bastante tiempo. Estamos muy mal comunicados aunque ahora parece que, con la nueva carretera paisajística, esta situación se podría ver solventada en cierta medida.


-Benalauría, al igual que ocurre con otros pueblos de la Serranía de Ronda, depende en gran medida de las subvenciones y ayudas que lleguen desde otras instituciones. ¿Cómo está su pueblo en cuanto a relaciones con otros organismos?

-Nosotros dependemos en gran medida de la Excma.Diputación Provincial de Málaga y, de momento, las relaciones son buenas, ya que nos atienden en la mayoría de las cosas que pedimos. En este sentido, yo vengo manteniendo desde siempre que no se realicen repartos partidistas en los pueblos, ya que todos, seamos del signo que seamos, tenemos las mismas carencias en la mayoría de los casos.

 

LA FIESTA DE MOROS
Y CRISTIANOS GANA
MÁS ADEPTOS
CADA AÑO

-Uno de sus caballos de batalla desde hace tiempo es el del colegio...

-Ciertamente, es una de las actuaciones que vengo reclamando y que supone una espinita, pues aún no ha culminado.


-Pero el vivir en un pueblo como Benalauría también tiene sus satisfacciones y ventajas...

-Aunque nos sentimos ciudadanos de tercera, ya que no contamos con los servicios que funcionan en grandes ciudades o capitales, lo cierto es que disfrutamos de una tranquilidad y unos paisajes que se pueden contemplar en muy pocos sitios. De hecho, personas de todas partes, y sobre todo de las grandes capitales, que llegan a Benalauría se quedan sorprendidas de los recursos naturales que tenemos y que queremos preservar por encima de todas las cosas.
Nuestro Valle del Genal es en realidad uno de nuestros patrimonios esenciales.

 

Fotos.- La Opinión de Málaga; Diario Sur.