Ronda: El Castillo no abrirá sus puertas el próximo curso

Diario Sur. Junio de 2004


Los salesianos dicen así adiós a un siglo de clases ligadas a la historia local y comarcal. La congregación continuará en la comarca realizando tareas pastorales.

"Muchos gaucinenses han estudiado entre los muros de la vetusta estructura y bajo la dirección pedagógíca y disciplinar de los salesianos. En estos momentos de cierre del legendario Colegio Salesianos, viejos amigos añoraran esta decisión".


El 2003 fue un año de celebraciones para los salesianos, festejaban su llegada a la ciudad hace ya un siglo. Pero no todo han sido regalos y muestras de cariño y agradecimiento, desgraciadamente el final de curso ha coincidido con la llegada de una mala noticia: El colegio El Castillo no volverá a abrir sus puertas. Esta escuela hogar, situada en la plaza Duquesa de Parcent, junto al santuario de María Auxiliadora y el Ayuntamiento, ha acogido durante décadas a jóvenes de toda la provincia que venían a estudiar a Ronda y necesitaban un lugar donde vivir. Allí, junto a los salesianos, tenían su hogar. Estudiaban, vivían y disfrutaban. Pocos son los rondeños que desconocen la historia de este antiguo colegio. La mayoría tiene un abuelo, un tío o un amigo que, en sus tiempos, estudió allí. Quizás por eso esta noticia ha caído en la ciudad como un jarro de agua fría. Nadie se esperaba este triste desenlace, ni siquiera ellos.

 

Evaristo Rodríguez, director de la Casa de Don Bosco y de El Castillo, lo tiene claro. "Hace cuatro o cinco años la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía retiró las becas que teníamos para los niños pobres de la escuela hogar. En ese momento se amplió la zona estatal de Cortes de la Frontera y Coín y se fueron llevando a todos esos niños". Finalmente se quedaron sin becas y tuvieron que poner hasta lo que no tenían para mantener el internado.

 

Se veía venir

 

Los dos últimos años han sido duros. "El año pasado el colegio nos costó a los salesianos más de 150.000 euros", explica Rodríguez. Pero la cosa no quedó ahí. Además, añade, "La Junta nos retiró el concierto de los cursos de primero, segundo y tercero de Primaria, y ahora amenaza con retirar el de cuarto, quinto y sexto". Pero afortunadamente no todo se pierde. Los maestros y demás trabajadores del centro serán reubicados en otros colegios, aunque no se sabe cuál será el futuro de la congregación en Ronda.

 

Por el momento los salesianos siguen llevando las parroquias de Júzcar, Faraján y Alpandeire y confían en poder continuar con su labor en la ciudad, aunque eso sí, sin colegio. De este modo los niños de la Comarca tendrán que buscar otro centro donde poder vivir además de estudiar.