Una banda roba 400 jamones de pata negra en una semana.
Las piezas han sido sustraídas de naves de distribución y de ventas. Los jamones desaparecidos están valorados en cerca de 60.000 euros
La Opinión de Málaga. 5/5/2004
Blas Gil


Los ladrones asaltan los almacenes por la noche y se los llevan en furgonetas. Una banda organizada de delincuentes ha robado en tan sólo una semana más de 400 jamones valorados en 60.000 euros en varias naves de almacenamiento y ventas de la Serranía de Ronda, lo que ha creado la alarma entre los vecinos, que temen que sus establecimientos puedan ser los siguientes en la lista de asaltados.
Concretamente, durante la pasada semana unos desconocidos penetraron en la fábrica de distribución de productos cárnicos Alonso Domínguez SL, de Jimera de Líbar, haciéndose con un botín de cerca de 300 jamones, en su mayoría de pata negra, valorados en más de 26.000 euros. Según informó el propietario de esta empresa, Alonso Domínguez, los delincuentes actuaron durante la noche y, tras cortar las conexiones de la alarma y del teléfono, forzaron una de las puertas y accedieron al interior de la nave, de donde sacaron los jamones que, posteriormente, trasladaron posiblemente en furgonetas o en un camión.


Domínguez explicó que con éste ya son tres los asaltos que ha sufrido su empresa y adelantó que, a su juicio, los jamones ya se habrán distribuido en el mercado, "por lo que resultará muy difícil recuperarlos". Igualmente, este empresario apuntó la posibilidad de que un vecino del pueblo esté implicado en el robo, ya que los jamones, que procedían de Segovia, se almacenaron en la nave hace pocos días. "Alguien tuvo que avisar a los ladrones de que la nave estaba llena para que actuasen de forma rápida y antes de ser distribuidos".


Otro robo de importancia se registró, también durante la pasada semana, en la empresa de productos cárnicos Hermanos Torres Chacón SL de Faraján, donde los delincuentes se hicieron con 60 jamones de pata negra y dos paletillas, productos todos ellos valorados en unos 15.000 euros. En este caso, el procedimiento utilizado fue muy similar al anterior, ya que los asaltantes rompieron una cerradura durante la noche y posteriormente trasladaron las piezas sustraídas en un vehículo.
Según fuentes de la investigación, la conocida ya entre los vecinos como `la banda de los jamones´, también perpetró otros robos en al menos tres ventas de la Serranía, como la de la Cueva del Gato, la de Atajate o la de la Verita, de donde se llevaron otros 50 jamones.
Los propietarios de estas cinco empresas han presentado ya las correspondientes denuncias en la comandancia de la Guardia Civil de Ronda, que ha iniciado la correspondiente investigación con el objeto de aclarar estos hechos y recuperar la mercancía sustraída. Mientras tanto, los establecimientos de productos cárnicos de la zona han extremado las precauciones.

 

 

Un grupo de ladrones se especializa en robar jamones de pata negra en la Serranía
En Jimera de Líbar, se han llevado de un almacén unos 300 jamones valorados en 26.000 euros Han robado 60 pata negra y dos paletillas en Faraján.
Diario Sur. 5 de Mayo de 2004.
Almudena Salcedo
.
Son ladrones, pero no se llevan joyas, ni dinero, ni electrodomésticos. Su botín es mucho más sabroso: jamones. La pasada semana varios establecimientos de la Serranía de Ronda fueron objeto de cuantiosos robos en los que desaparecieron casi 400 jamones, la mayoría de ellos de pata negra. No tienen un modus operandi concreto, aunque, eso sí, disponen de buen olfato, ya que los jamones que sustraen suelen ser de alta calidad y, por tanto, de buenos precios.

En la empresa Alonso Domínguez, de Jimera de Líbar, desaparecieron el pasado fin de semana unos 300 jamones valorados en 26.000 euros. Al parecer los ladrones forzaron la puerta y cortaron la alarma y el teléfono, lo que ha hecho pensar a los investigadores que se trata de una banda organizada. Además, todo parece indicar que contaron con la ayuda de alguien del pueblo, ya que esta empresa traía la mercancía de Segovia cuando ya tenía el almacén casi vacío y, desgraciadamente, la pasada semana repusieron existencias. Ellos ya han presentado denuncia ante la Guardia Civil, que ha iniciado una investigación. También en Faraján, se produjo una actuación importante que está ya en manos de la Benemérita. En este caso, los ladrones forzaron la cerradura y se llevaron 60 jamones de pata negra y dos paletillas de la nave de Hermanos Torres Chacón S.L., un botín valorado en 15.000 euros. Además todo indica que huyeron con las piezas en un turismo.

Otros robos

Estos son los robos más sonados, pero no los únicos, ya que otras ventas de la Comarca también han sufrido los expolios. La venta Atajate y la de la Cueva del Gato, en Benaoján, son otras de las afectadas, así como la situada en el cruce de Teba. Todo esto ha hecho que estos empresarios estén atentos y animen a los consumidores a no adquirir jamones robados y a solicitar siempre su factura. Y es que "tan culpables son los que roban como los que luego les compran", aseguran algunos rondeños con los cinco sentidos en alerta.