Castillos cargados de leyenda:
La ruta de los castillos discurre entre Ronda y el Valle del Genal

La Opinión de Málaga 16-5-2003 Blas Gil. Ronda

fotoLas fortalezas de Ronda, Benadalid y Gaucín aún guardan entre sus muros los recuerdos de las batallas épicas que mantuvieron a lo largo de los siglos romanos, musulmanes, cristianos y franceses, para hacerse con su control.

Aún es posible revivir las batallas épicas que se han mantenido a lo largo de la historia en la Serranía de Ronda y que se desarrollaron en las diferentes fortalezas que fueron construidas por los romanos y que posteriormente fueron utilizadas para la defensa de las poblaciones de la zona por musulmanes, cristianos y más tarde por los franceses.

Iniciaremos la 'Ruta de los Castillos en Ronda, donde ya Plinio, hace unos 2.000 años hablaba del Castillo del Laurel y del que aún quedan muy bien conservadas las murallas defensivas que lo rodeaban y que hoy en día se han convertido en un paseo obligado para cualquier turista que llegue a la ciudad del Tajo.

Aunque de origen romano, el Castillo del Laurel fue sufriendo importantes modificaciones a lo largo de su historia, siendo la más significativa la que realizaron los musulmanes, que lo convirtieron en la Alcazaba de la ciudad y donde por su puerta tenían que entrar, de forma obligatoria y tras el correspondiente pago de los impuestos, todas las mercancías. Hoy en día, aparte de las murallas, de la fortaleza tan sólo quedan algunos muros muy mal conservados.

fotoTras la reconquista de los Reyes Católicos en el siglo XV, la fortaleza fue modificada nuevamente, situándose a su alrededor varias iglesias. Posteriormente, durante la época de ocupación francesa, El Castillo del Laurel se convirtió en un polvorín.

Pero este apasionante recorrido histórico y paisajístico no ha hecho nada más que empezar, ya que tras tomar un café en algunos de los bares de la plaza del barrio de San Francisco, junto a las murallas, el viajero continuará la ruta a través de la carretera a-369 (Ronda-Algeciras), a través del singular y único Valle del Genal. Tras unos 25 minutos de viaje aparece el municipio de Benadalid, que cuenta con uno de los castillos mejor conservados de los que quedan en Andalucía y que con el paso de los años se ha convertido en el cementerio municipal.

fotoEl castillo de Benadalid fue construido en el siglo II, durante el periodo de ocupación romana, siendo utilizado como torre vigía para controlar la vía que conducía a los viajeros desde Sevilla hasta Algeciras.

Posteriormente, sus sucesivos moradores, visigodos y musulmanes, realizaron múltiples reformas en la fortaleza, hasta que en el siglo XV pasó a ser la residencia oficial del Señorío del Conde de Feria. En 1821 fue adquirido por el Ayuntamiento de Benadalid y sus vecinos aún recuerdan en el mes de agosto, durante sus fiestas patronales, las batallas que mantuvieron los moros y cristianos por su control, representando diferentes escenas históricas ataviados con los trajes y elementos típicos de la época.

Una vez que el viajero ha contemplando esta impresionante fortaleza y antes de proseguir el camino hacia el Castillo del Águila, situado en el municipio de Gaucín, es el momento adecuado para recuperar fuerzas con un apetitoso almuerzo en algunos de los restaurantes del pueblo y en el que se pueden degustar los platos típicos de la zona, regados con un buen mosto.