Manuel Márquez toma posesión de su cargo como alcalde de Benalauría

Diario Sur. 28 de abril de 2006


El edil sucede así a Begoña Chacón, que dimitió hace dos semanas para centrarse en su labor política como presidenta del PP rondeño Márquez espera poder trabajar «codo a codo» con la oposición.


Manuel Márquez tomo posesión ayer de su cargo como nuevo alcalde Benalauría, sustituyendo así a Begoña Chacón, quien dimitió hace dos semanas para centrarse en su labor política como presidenta del PP rondeño y posible candidata en las próximas elecciones municipales.

El primer edil aseguró ayer que este relevo se lo toma «con filosofía, calma y talento», teniendo como principal asignatura pendiente el estado de sus dos pedanías. Asimismo, Márquez abogó por trabajar «codo con codo» con la oposición, con quien espera mantener una «excelente relación». De hecho su deseo es que la corporación municipal se convierta «en una mesa de trabajo» donde todos se esfuercen por conseguir lo mejor para el pueblo y sus vecinos.

El pleno, que tuvo lugar en el Ayuntamiento de Benalauría a las 12 horas, transcurrió con total normalidad, y Márquez recibió el apoyo de sus tres concejales. Además en su discurso de investidura tendió la mano en varias ocasiones a los socialistas, en la oposición, y tuvo palabras de admiración hacia su antecesora.

 

Gran trabajador

 

Manuel Márquez era, hasta ayer, concejal de Medio Ambiente y Festejos del Ayuntamiento de Benalauría, labor que compaginaba con su trabajo en el restaurante Los Labraos. Como muchos otros ediles de pequeños municipios de la Serranía, no recibe sueldo alguno de las arcas municipales, y trabaja, dice, porque quiere lo mejor para su pueblo y sus vecinos.

Márquez tiene poca experiencia política, ya que no lleva ni un año como concejal, y es que su ingreso en el equipo de gobierno se debió al fallecimiento de un compañero, sin embargo ganas de trabajar no le faltan.

 

Ahora Márquez se esforzará en «mantener la actual estructura de cooperativismo» de Benalauría, además de tener que compatibilizar su vida familiar, con la laboral y la política. Para ello cuenta con el apoyo de sus compañeros de partido e, incluso, de la oposición, no en vano el portavoz socialista Domingo Almagro, mostró hace una semana su confianza en el nuevo alcalde, señalando que «él al menos es del pueblo, y seguro que se preocupa más por los vecinos y hace las cosas mejor». Y es que la oposición mantenía una guerra abierta con la anterior alcaldesa, Begoña Chacón, a la que ha criticado en numerosas ocasiones.