Entrevista a Francisco Márquez, alcalde de Cortes de la Frontera y Presidente del Centro de Desarrollo Rural de la Serranía de Ronda.
Málaga Hoy. 26 de septiembre de 2005

Antonio Periañez


Cortes de la Frontera. Situada en el extremo más occidental de la provincia y acotada por los Parques Naturales de Los Alcornocales y la Sierra de Grazalema, Cortes de la Frontera está sufriendo un imparable ascenso, que su alcalde explica como "sostenible".


–¿Es cierto que Cortes de la Frontera es el pueblo con mayor empuje de la Serranía, después de Ronda?

Creemos que es cierto, por el número de habitantes y la superficie del territorio. Pero sobre todo, por el desarrollo socioeconómico que hemos alcanzado en los últimos años, que ha hecho que realmente aparezca un factor industrial en la producción endógena. Hay un amplio sector de chicos y chicas que han encontrado un medio laboral, que ha posibilitado que la emigración no esté presente en Cortes. Eso nos hace pensar que somos un municipio en desarrollo absoluto.

 

–Ésta es su quinta legislatura al frente del Ayuntamiento, pero ¿cuáles fueron sus prioridades en la última campaña?

Nuestro objetivo era mejorar las infraestructuras del pueblo, atendiendo a todos los segmentos de población. Así por ejemplo, hemos inaugurado hace una semana el polideportivo cubierto; se ha construido una guardería municipal; estamos finalizando las viviendas sociales en Cortes y sus pedanías; o la residencia de la tercera edad. Además, fomentamos el turismo a través de un hotel de cuatro estrellas de propiedad municipal. La industria también ha recibido un fuerte empuje, especialmente el sector corchero y del brezo.

 

–¿En qué punto se encuentra el Plan General de Ordenación Urbanística del municipio?

Tras la última aprobación en el año 1992, ahora estamos en la revisión. Ya tenemos la aprobación inicial y la provisional; la definitiva la llevaremos a cabo antes de dos meses. Incluye la incorporación de una gran superficie de suelo para que desaparezca la especulación urbanística; y además, la zona de parcelaciones, muy positiva porque las personas no tienen que pasar por constructores. Con ello se reduce drásticamente el precio de la vivienda. El plan incluirá en torno a mil casas más.

 

–Alcaldes del Valle del Genal critican que no se les permita urbanizar fuera del casco urbano, ¿han tenido alguna restricción por parte de la Junta?

Cortes de la Frontera tiene la mayor parte de superficie en zona protegida, al estar acotados por dos parques naturales, el de Los Alcornocales y el de la Sierra de Grazalema. Pero eso no impide que el desarrollo urbano crezca, siguiendo la ordenación del plan de uso y gestión medioambiental. El problema viene cuando se pretende construir fuera del núcleo de población. Creo que no es coherente crear grupúsculos de población a lo largo y ancho del territorio.

 

–¿Ha recibido importantes ofertas de las grandes promotoras?

Han venido constructores con proyectos para hacer macroobras, pero no lo hemos consentido. El desarrollo ha de ser sostenible, porque los pueblos no se pueden quedar como escaparates de los parques naturales. El desarrollo ha de ser objetivo y coherente, que no se pierda la identidad del pueblo. No estamos a favor del desarrollo urbanístico que se da en el litoral, y que ya empieza a aparecer en poblaciones del interior.