Admiten a trámite una denuncia contra el alcalde por "impedir el acceso a documentos"
Un edil del Partido Popular, en la oposición, denunció a Gaspar Domínguez por un presunto delito contra los Derechos Políticos.
A. Salcedo / Igualeja

Juan A. Dúctor Rodríguez, concejal del Partido Popular en Igualeja, denunció hace varios meses al alcalde socialista, Gaspar Domínguez, "por impedir el acceso a documentación a los concejales del grupo popular".
Asimismo, el primer edil presentó un recurso solicitando el sobreseimiento del caso alegando que "no se ha producido ninguna infracción penal" pero, el juzgado de instrucción número uno de Ronda ha decidido desestimar este recurso y celebrar un juicio oral para clarificar los hechos y decidir así si el alcalde incurrió o no en un delito contra los Derechos Políticos.

Según explica el concejal popular en la denuncia, todo está relacionado con las obras de ensanche de un carril vecinal que estaban siendo ejecutadas por el Ayuntamiento "sin consentimiento de los propietarios del terreno". Entonces y, a petición de los vecinos, Juan A. Dúctor solicitó información sobre el caso en el registro municipal, pero no obtuvo respuesta. Finalmente, consiguió que el alcalde le permitiese ver la información requerida el 29 de octubre de 2001 a las ocho de la mañana, aunque posteriormente el primer edil cambió de opinión y tampoco ese día pudieron acceder a los informes.

Todo ello, asegura Dúctor, supone "un delito de impedimento del ejercicio de los derechos políticos".Por su parte, el alcalde, Gaspar Domínguez, asegura que lo que se está diciendo es "falso al cien por cien", y que está tranquilo porque "son ya más de 60 las denuncias que han presentado contra mí y, hasta el momento, no ha prosperado ninguna".

Además, subraya que "cada vez que se ha solicitado cualquier vista de documentación se ha concedido. Está claro que este caso tiene mucho que ver con la cercanía de las elecciones". Asimismo, insiste en que el día que había quedado con Dúctor para facilitarle los documentos tuvo de irse a su trabajo porque el concejal popular llegó "con retraso", así que le envió un escrito "para que solicitara otra cita".