El Quijote en versos. La Obra del gaucinense Teodoro R. Martín de Molina

 

Nuestro paisano es entrevistado hoy, 24 de enero de 2005, por Antonio Arenas, redactor del periódico Ideal de Granada, quien recoge la "curiosa y original tarea de versificar íntegra la primera parte del Quijote" para lo que Teodoro ha dedicado gran parte de su tiempo libre en los tres últimos años.

 

Los que conocíamos la callada, pero constante, tarea literaria que venía desarrollando nuestro amigo -amigo, además de primo, porque ha sido mucha la convivencia y muchas las vivencias que hemos pasado juntos en nuestra juventud, en Gaucín, y desde Gaucín pasando por Cortes, Jimera, Málaga, Madrid ......, hasta la realización de la "mili" en la misma Brigada (la 10ª) del Cuartel de Instrucción de Marinería, en San Fernando (Cádiz)-, nos alegramos de esta primera aparición pública en un medio tan importante como es el Diario Ideal de Granada.

 

Hoy, en este momento entrañable quiero tener un especial recuerdo, para nuestros escarceos por la Costa del Sol, en los últimos años de la década de los sesenta, cuando, como trabajadores eventuales, o veraneantes con obligaciones laborales, bajábamos del pueblo interior y serrano de Gaucín para abrir los ojos ante el mundo del progreso y las libertades, reconociendo en la cara de otras gentes venidos, la mayoría, de Centro-Europa, la conciencia relajada que proporciona la libertad y el gesto amable del sentirse ciudadano.

 

Estas nuevas formas que aprendimos juntos, en lugares como el camping Calipso, el Hotel Alhamar, en visitas nocturnas a la Feria de Málaga, o en el, hoy desaparecido, Hotel Almirante, las absorbimos como el papel secante absorbía la tinta de nuestras libretas en aquellos pupitres pareados de la escuela de Don Juan. En gran parte, las hicimos propias conformando con esos valores una filosofía de vida, de respeto y compromiso que, tu, nos dejas ver en tus escritos.

Por todo lo anterior, y por otras enseñanzas que he aprendido junto a ti sabía que, por tu talento y dedicación, llegaría el reconocimiento público al trabajo literario bien realizado.

 

Esto no ha hecho nada más que empezar. A partir de ahora, nuestro personaje, mi amigo, mi primo Teodoro, nos dará a los gaucineños, momentos de alegría y satisfacciones que veremos muy pronto.

Teodoro de Molina

Sevilla.

 

La noticia tal cual viene en la Prensa:

 

« Sólo pretendo acercar "El Quijote" a un público más amplio »


El maestro Teodoro R. Martín de Molina utiliza 21.000 versos para hacer una versión en romance de la obra cumbre de Cervantes
Ideal de Granada. 24 de enero de 2005

TEXTO Y FOTOS:/ANTONIO ARENAS / GRANADA


En un lugar de la Mancha, /del que no quiero acordarme, /no ha mucho tiempo vivía/ un hidalgo muy notable», así comienza la versión de "El Quijote" realizada por el maestro de profesión y escritor por vocación, Teodoro Ramón Martín de Molina, (Gaucín, Málaga, 1951). En la curiosa y original tarea de versificar íntegra la primer parte del Quijote ha dedicado gran parte de su tiempo libre de los tres últimos años. Para ello ha leído concienzudamente cada capítulo para luego darle forma de romance. El resultado han sido 250 páginas y unos 21.000 versos con los que pretende acercar a los lectores la inmortal obra de Cervantes.

"maestro

de profesión y escritor por vocación"

 

Se define como un «iletrado con ínfulas literarias». Ha escrito varias narraciones cortas, poemas, cuentos en verso, artículos de opinión que ha ido incorporando a su página web 'La gaceta de Gaucín', ante la falta de editores. No obstante, su obra más ambiciosa es 'El caballero de la triste figura. Recreación en romance de la primera parte del ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha', que iniciara en las lluviosas navidades de 2001 en el pueblo de su mujer Alcázar, anejo de Órgiva, a partir de una versión infantil del Quijote.

 

Su Obra

 

'Cascarabitos". Crónica novelada de la Alpujarra desde los años de la guerra civil hasta los 60.

 

"Treinta años después", sobre su infancia y adolescencia en Gaucín.
"En voz baja, bosquejo de una novela rural".
"Caperucita" y "El gato con botas", cuentos populares en verso.
"El Quijote", particular versión de la obra de Cervantes en romance.

«Los primeros capítulos salieron en un santiamén pero me di cuenta que era necesario hacerlo con mayor detenimiento basándome en la verdadera obra cervantina», explica antes de señalar la metodología seguida. «Leía un capítulo del Quijote para ver por donde iban los tiros, sacaba la rima que mejor se adaptaba al mismo e iba componiendo el romance procurando siempre mantener lo esencial desde el punto de vista descriptivo, narrativo y, sin perder, su vis cómica».

 

Dictados

 

Como tantos niños de su edad, el primer acercamiento al Quijote fue negativo. Todavía recuerda la cantidad de dictados que realizó con textos sacados de esta obra y las faltas de ortografía que tuvo que repetir y que le produjeron un rechazo de la obra cervantina. Por eso, reconoce que este trabajo le ha producido el efecto contrario al descubrir «el vocabulario tan extenso, la enorme fantasía y la capacidad de Cervantes para incardinar episodios dispares pues, en realidad, en la primera parte hay cinco o seis novelas distintas».

« iletrado con ínfulas literarias ».

Entre los primeros lectores de esta obra inédita, -para la que Teodoro busca un editor-, se cuentan algunos familiares, amigos y compañeros que coinciden con el autor en que su lectura puede suponer «una forma más atractiva de acercar el Quijote a un público más amplio». Para su edición ya lo tiene todo preparado, incluidas las ilustraciones de la cubierta y contraportada, realizadas por su hermano Salvador.

 

Perfil

 

Martín de Molina se define por encima de todo como maestro, ya que de sus 53 años ha dedicado 35 a la enseñanza. Nacido en Gaucín, pueblo malagueño de la serranía de Ronda, estudió por libre la carrera que comenzó a ejercer en su pueblo y le ha llevado por gran parte de la geografía andaluza. El período más importante de su vida profesional lo desarrolló en Huétor Tájar, entre 1982 y 1991. Actualmente, imparte inglés en el Instituto Al-Fakar.

 

poseo una facilidad natural para el octosílabo

En todos los centros por los que ha pasado, en especial en los que ha impartido Lengua y Literatura, siempre ha procurado realizar actividades creativas en lugar de dar exclusivamente teoría. Así hadescubierto verdaderos artistas entre sus alumnos cuyas composiciones ha colgado en Internet junto a las propias. Martín de Molina considera que posee una facilidad natural para el octosílabo. Este malagueño, afincado en Granada, reconoce que disfruta escribiendo y que, desde siempre alberga el sueño de ver publicada parte de su obra, que puede consultarse en Internet.

Para consulta pincha en: http://usuarios.lycos.es/gacetadegaucin/