Día Grande y Solemne en Gaucín

BODAS DE ORO SACERDOTALES DE DON FRANCISCO GARCÍA MOTA.

Gaucín tv; 7 de diciembre de 2004



Introductoria biográfica.-

 

Nuestro amigo y familiar Paco, nace en la Estación de Gaucín, Barriada de el Colmenar -Cortes de la Frontera- el día 19 de junio de 1.930, festividad del Corpus Christi. Sus padres Doña Josefa Mota García y Don Pedro García López, muy queridos y recordados; pues si Don Pedro - Pedro el Practicante- ejerció su profesión con exquisita, noble y generosa dedicación entre sus paisanos de Gaucín, no sería de justicia el no resaltar el amor y aliento que Doña Josefa le transmitía a ello.

 

Ingresa en el Seminario de la Diócesis de Málaga en septiembre de 1.943. Ordenado presbítero el día de la Inmaculada Concepción de María el día 8 de diciembre de 1.954, año Mariano. Cantó su primera Misa en Gaucín, parroquia de San Sebastián el 29 de diciembre de 1.954.


Su vida sacerdotal, presidida esencialmente por la máxima "siervo y apóstol de Jesucristo" y por la devoción mariana "aquí estoy para hacer tu voluntad", transcurre por las siguientes etapas profesor del Seminario Diocesano de Málaga desde que se ordenó sacerdote hasta el día de la fecha; Parroquia Nuestra de la Paz Málaga durante tres años mientras hicieron la iglesia; Vicario de Enseñanza y Catequesis (en el campo de la educación fue donde prestó más tiempo y dedicación ejerciendo la responsabilidad de los colegios diocesanos y escuelas rurales fundadas por el cardenal Herrera Oria); Delegado diocesano de Patrimonio; Canónigo y Deán de la Santa Iglesia Catedral de Málaga.
Hijo adoptivo de Gaucín y Predilecto de la localidad de Cortes de la Frontera (Málaga).
Tres veces ilustre, como dijo el Sr., Calle Carabias (como Deán de la Catedral, como académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo y como académico de la Academia de Ciencias y Humanidades San Tomas ).
Doctor en Ciencias de la Educación.
Licenciado en Teología Pastoral.
Autor, en unión de su hermano Esteban, del libro titulado "Gaucín", publicado en el año 1.995.

La noticia.-

(Contada por Manuel Ortega Sanz-Daza)


Día crudo de invierno, mucho frío y leve llovizna no constitutivo del más mínimo obstáculo para deshelar el ardoroso y entusiasmado corazón de los gaucineños y amigos de Málaga, con asistencia de más de doscientas personas, entre ellas el alcalde Don Francisco Corbacho Román y esposa, que esperaban a Don Francisco y a su familia con paz, alegría y conmovedor recuerdo de nuestros antepasados por las vivencias en común de éstos con las del homenajeado, tributándole a él y a sus hermanos Manuel y María que celebraban sus bodas de oro matrimoniales junto con las sacerdotales de Paco.

 

A su llegada y durante su permanencia, numerosas muestras de su merecido reconocimiento, admiración y cariño, manifestándolo así con sentida y sincera emoción nuestro paisano Juan Luis Corbacho Real desde el ambón de la Iglesia Parroquial; escuchándose instantes después, coincidiendo con la salida al Altar Mayor de los Celebrantes, un canto, --me imaginaba bajado del Cielo--, por los veintiún componente de la Coral Santi Petri de Málaga, sabia y musicalmente dirigidos por Don Quintín Calle Carabias, volviendo a deleitar a los feligreses en el transcurso de la ceremonia con bellos cánticos, al igual que los veinte componentes de la Schola Gregoriana Malacitana sobria y sentimentalmente conducidos por Don José Arrebola Ruiz con los conmovedores cantos gregorianos que me imaginaba, por momentos, proveniente de los monjes del convento de San Millán de la Cogolla con el rezo en coro de oraciones. ¡Cuántas sensaciones presentes, cuántos recuerdos emergían de nuestros antepasados, cuántas alegrías y horas de paz nos ha proporcionado Paco en este día!


Los actos sagrados comenzaron sobre las 13:45 horas en la Iglesia Parroquial de San Sebastián, limpia y aseada como un bello amanecer, humilde, sencilla, evocadora de imparables pasajes, momentos y reflexiones edificantes que aún perduran en muestras mentes y corazones, con la celebración de la Santa Misa presidida por nuestro querido amigo y cura Paco, auxiliado por los sacerdotes Don José Morales Melguizo ( Párroco de Gaucín ); Don Ildefonso López Lozano; Don Francisco Castro Gutiérrez y Don Antonio Gómez López, éstos venidos de Málaga.


Nieve Valdivia Toledano, la cicerone, la embajadora, el alma de la organización ( que al final las cuentas le salieron bien ) lo tenía todo planificado, adjudicando a Manuel Ortega Sanz-Daza la primera lectura ( Is 11, 1-10 ); a Salvador Martín de Molina los Salmos ( Sal 71, 1-2.7-8.12-13.17 ); las peticiones a Pedro Corral García y Pedro García Fernández y las renovaciones sacerdotal-matrimonial a los hermanos María Luisa y Pedro García Martín, todos ellos sobrinos de nuestro querido Paco.


El Evangelio del día "Preparad los caminos del Señor." (Mt 3,3)" lo proclamó el párroco del pueblo. La homilía de nuestro querido Paco fue sobria, sencilla y pedagógica, que transmitida con dulce y nobleza maestría, hizo que la Palabra llegara a calar en los asistentes que llenaban la Iglesia. "Si lo escrito por Isaías en la primera Lectura que acabamos de oír, el hombre lo hubiera llevado a la práctica, seguro que viviríamos en un mundo de paz".Del Evangelio..... "Se nos advierte que de nada le sirve al hombre ganar todo el mundo si se pierde a sí mismo…… El reino está ya misteriosamente presente en nuestra tierra; cuando venga el Señor, se consumará su perfección".

 

Verdadera y gratamente sorprendido se encontraba Paco por la celebración de sus bodas sacerdotales y matrimoniales de sus hermanos ………. El llegar a cincuenta años de vida sacerdotal y celebrarlos con las bodas de oro matrimoniales de mis hermanos Manuel y María, sólo tiene una explicación, la obra de Dios.

 

Antes de despedirse litúrgicamente de todos sus amigos, fue agasajado con dos regalos, uno de los feligreses de Gaucín y otro de todos los paisanos y amigos residentes en Málaga, consistente en una Cruz y un precioso cuadro del Santo Niño pintado a mano.


Finalizada la Eucaristía nos trasladamos al restaurante "Breñas Verdes", sito en Las Pilas, donde almorzamos todos totalmente hermanados por la raíces profundas del paisanaje, con derroche de cariño entre todos los comensales al recordar tiempos pasados, reencuentro después de mucho tiempo sin vernos, con signos constantes de alegría intensa y ostensible entre todos, hacía Don Francisco y su familia que ellos mismos con reciprocidad nos manifestaba exteriorizándolos, no sólo de forma oral, sino también con la arruga más bella que tiene el ser humano "la sonrisa".


En los postres nuestro cura Paco fue agasajado con espontáneos poemas por no menos espontáneos rapsoda con sinceras, humildes y sentidas cargas de amor en los contenidos y declamados por amigos de Málaga y Gaucín, con la intervención, nuevamente, de la Coral Santi Petri que nos dejó a todos alucinados cantando Happy Days.
Gracias de corazón Paco.

 

En el transcurso del almuerzo se improvisó un poema que, a los postres, un comensal leyó para los homenajeados.

 

PACO, EL DÍA QUE NACISTES
EL SOL Y LA LUNA TE SALUDARON
Y LOS GAUCINEÑOS CON ENTUSIASMO

Y ESPERANZA TE ESPERARON.


EN UNIÓN DE TUS HERMANOS,
MANUEL Y MARIA, EL MISMO DÍA
EL AMOR Y LA NOBLEZA OS UNÍA.

 

TUS PADRES, PEDRO Y JOSEFITA,
CON ESMERO Y HUMILDAD
CON EL OBISPO DIALOGARON
DE TU INQUIETUD SACERDOTAL.

 

RAUDO Y VELOZ TE LLEVARON
AL SEMINARIO CONCILIAR
BENDITA SEA LA MADRE
QUE TE PARIO SIN IGUAL.

 

TU BUEN ARTE Y GENEROSIDAD
TE HARÁN PACO, QUE MIRES PARA ARRIBA*
Y VEAS LA JOYA QUE HAY QUE ARREGLAR.


(* El techo de la Iglesia en malas condiciones)


Nota.- Escrito por Manuel Ortega Sanz-Daza
Gaucín 4 de Diciembre de 2004