Gaucín despeja su incógnita

Diari Sur; 1 de abril de 2010.

 

El alcalde está de vacaciones con su esposa en un hotel del litoral español. Ruiz, que sopesa la posibilidad de dimitir, regresará el lunes tras ausentarse durante casi una semana por motivos personales.


Los gaucineños y gaucineñas ya saben donde está su alcalde. El popular Francisco Ruiz se encuentra de vacaciones acompañado por su esposa en un hotel del litoral español, según ha manifestado a los periodistas el propio regidor. Es la respuesta al revuelo mediático que ha vivido el pueblo de la Serranía de Ronda, acostumbrado a los escándalos políticos, tras la desaparición de su primer edil sin dar explicaciones y de forma repentina durante casi una semana, concretamente desde el pasado jueves. La situación obligó a la secretaria interventora del Consistorio, Rosa Blanco, a designar como alcalde accidental el pasado 26 de marzo a Francisco Macías, actual primer teniente de Alcalde y socio de gobierno andalucista de Ruiz, tal y como establece el reglamento municipal. «Desconozco el lugar concreto en el que está, pero mantenemos contacto telefónico con él a diario para atender el trabajo municipal y esperamos que regrese en dos o tres días», aseguró el propio Macías.
La segunda teniente de Alcalde, Carmen Cantudo (PA) ratificó las declaraciones de Macías: «Está de vacaciones, por lo que se ha ausentado por motivos personales». Además, Cantudo ya insistió en que el alcalde sí le comunicó a ella y a Macías que se marchaba.
Estefanía, hija del alcalde de Gaucín, sí puso fecha a la incorporación de su padre al frente de las responsabilidades municipales: «Regresará el lunes, la familia sabe perfectamente donde está, hablamos con él todos los días, lo que sucede es que la gente del pueblo habla mucho sin saber de qué», aludiendo así a la rumorología que caracteriza a los pequeños municipios y que ha dado rienda suelta durante estos días a todo tipo de especulaciones.


Posible abandono
No obstante, parece que Ruiz estaría barajando la posibilidad de dimitir de su cargo como alcalde, según señalaron fuentes cercanas a él, una decisión que tampoco desmintió el primer teniente de Alcalde, que durante estos días asume las funciones del primero: «Es posible y no es posible, ya se verá».
En cualquier caso, Ruiz no dejaría el sillón de la Alcaldía ante la difícil situación económica que atraviesa el Consistorio, que él mismo ha calificado en numerosas ocasiones de quiebra, tal y como denunció el secretario general del PSOE en Gaucín, Teodoro de Molina, en la oposición. El socialista utilizó este argumento para justificar la ausencia del alcalde, que habría abandonado sus responsabilidades, según dijo éste, ante la presión fruto de la mala gestión de las arcas municipales. Macías explicó que la dimisión estaría desencadenada por motivos personales, aunque precisó: «De momento, no se produce».
De este modo, el dirigente socialista en Gaucín cuenta con el rechazo de sus propios compañeros: «Estoy en contra de que un tema personal se utilice para hacer política, la política se hace en el Ayuntamiento», subrayó Emilio Fernández, miembro de la ejecutiva socialista de esta localidad que dijo rechazar las declaraciones de su secretario general.


«No hay noticia»
En este sentido, Cantudo explicó: «No hay noticia, no hay tema, lo ha creado el grupo socialista». La andalucista insistió en que la situación económica no ha sido la causa de su ausencia: «Ya hemos pagado las nóminas de enero y se debe febrero». El alcalde de Gaucín llegó a declarar que si el Consistorio no recibía ayuda económica por parte de las distintas administraciones, se vería obligado a cerrar las puertas del mismo.
En cualquier caso, parece que el último capítulo de la política gaucineña podría finalizar con la dimisión del actual alcalde, que accedió a la Alcaldía con su voto y el de los cuatro concejales del PA imputados por delitos urbanísticos, una designación que se produjo al prosperar la moción de censura contra el socialista De Molina, entonces alcalde. De momento, no hay nada en firme y los vecinos y vecinas del bucólico pueblo en el que reina la calma tendrán que esperar con paciencia los próximos designios de sus representantes políticos.