En solo un año, Gaucín pasa a ser el segundo pueblo más castigado por el descenso de población.

Diario Sur. 12 de Febrero de 2010

 

Gaucín aleja la aspiración de rebasar los 2.000 habitantes. Esto supone menos ingresos para el Ayuntamiento, y sobre todo, la interpretación que hacen muchos, de que el municipio va para atrás. En solo un año, desde final de 2008 a final de 2009, ha pasado de 1987 habitantes a 1933 vecinos.

Los municipios que más ganan
1 Marbella, con 4.074 (3,1%) vecinos más.
2 Benalmádena, con 2.894 (5,1%) vecinos menos.
3 Fuengirola, con 2.836 (4,1%) vecinos menos
4 Estepona, con 2.744 (4,3%) vecinos menos
5 Torremolinos, con 2.371 (3,7%) vecinos menos.
6 Málaga, con 1.858 (0,3%) vecinos menos.
Los municipios que más pierden

Valle de Abdalajís, con 66 vecinos menos.

Gaucín, con 54 vecinos menos.

La provincia crece... pero a cámara algo más lenta. Tras años de incrementos acentuados (marcados principalmente por la llegada de inmigrantes), el padrón ralentiza su avance, como demuestran los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas. Según dicho informe, en 2009 Málaga sumó 29.807 habitantes, lo que dejó un aumento del 1,9%. La cifra es positiva, pero queda lejos de resultados como el de 2007, cuando el estirón de la población alcanzaba los 3.351 ciudadanos por cada hoja del calendario (esto es, 40.212 anuales). Las tablas del INE evidencian además que los grandes núcleos costeros y del área metropolitana siguen siendo el motor demográfico de la provincia.


En términos absolutos, Marbella es el municipio que más nuevos habitantes aporta al padrón: 4.074. A cierta distancia le siguen Benalmádena (2.894), Fuengirola (2.836), Estepona (2.744), Torremolinos (2.371) y la capital, con 1.858 inscritos más en el último ejercicio. Sólo estas seis ciudades soportan el 56,3% del crecimiento provincial.


Si se analiza la población desde el cristal relativo, el INE señala que Istán fue en 2009 la localidad que recibió más vecinos, con un repunte del 7,9%. Los siguientes puestos del ranking lo ocupan pueblos pequeños como Fuente de Piedra (7,7%) y Júzcar (6,3%), cuyo padrón recibió un balón de oxígeno. Continúan la tabla Benalmádena (5,1%), Ojén (4,8%) y Mijas (4,7%) y municipios dormitorios del cinturón de la capital como Alhaurín de la Torre (que creció un 4,6%) y Cártama (con un 4,2%). Todos ellos duplicaron con creces la subida media de la provincia, del 1,9%, como también lo superaron Estepona (4,2%), Fuengirola (4,1%), o Rincón de la Victoria (4%).


Del centenar de municipios que contabiliza Málaga, sólo 38 perdieron población el pasado 2009 (la mayoría pequeños pueblos de menos de 5.000 empadronados, exceptuando el caso de Archidona). En cifras absolutas Valle de Abdalajís fue el núcleo que restó más habitantes. En concreto, despidió a 66 residentes. Gaucín, con 54 vecinos menos, fue el segundo pueblo más azotado por el descenso de población. En niveles relativos Atajate destaca en las tablas del INE por una caída libre del 10,9% en el número de inscritos seguido de Faraján, que experimentó un retroceso del 7%.


Por sexos
Por sexos, la balanza está prácticamente equilibrada, aunque a tenor de la estadística entre los nuevos empadronados en la provincia ganan las mujeres (16.426 nuevas inscripciones), frente a los hombres, con 13.381.


Por franjas de edad, los menores de 16 años suponen el 17% del total de empadronados, mientras que los mayores de 65 representan al 14,5% de los malagueños. Entre las localidades con más población joven destacan Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande, Cártama y Estepona. En ellas, uno de cada cinco vecinos tiene menos de 17 años.