Sobre el fallecimiento de mi hermano

María José Ramirez. La Opinión de Málaga. 16/10/2009


Me parece injusto que el comentario número 7 de la noticia sobre la muerte de mi hermano (lo hace por lo publicado en La Opinión de Málaga. http://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2009/09/30/defensor-pueblo-pide-hospital-ronda-informes-muerte-joven-gaucin/292590.html) siga ahí colgado y a la vista de todos los lectores, porque en él lo que se insinúa es que mi hermano estaba bajo efectos de drogas, cuando realmente lo que fué durante su corta vida es un chico de 24 años condenado a su suerte por la sanidad pública, como consecuencia de una serie de errores encadenados por unos servicios médicos inoperantes e incompetentes y concretamente por parte de 4 o 5 médicos con sus nombres y apellidos que ejercieron sobre él un trato degradante de indiferencia un abuso de poder que acabó con su vida.

 

Lo único que que quería hacerle saber a ese lector, es que durante todas sus visitas al Hospital Comarcal de Ronda lo único que le hicieron a mi pobre hermano fueron análiticas de sangre, que el pobrecito falleció con los brazos llenos de moratones, además de ese cultivo en el que se empeñaron durante toda una semana (pruebas baratas, vamos, porque las ecógrafias les cuesta hacerlas un poco más, y una simple ecografía hubiese salvado la vida de mi hermano) y que en las analíticas hubiese aparecido ese consumo que este lector insinúa.

 

Esos médicos dejaron morir a mi hermano durante la peor semana de nuestras vidas, y lo último que ese niño pudo hacer fue tomar drogas, cuando no podía ni comer. Y eso lo entiende el Cesar, Dios y esas 16.000 personas que han firmado para juzgar la muerte de mi hermano y para pedir mejoras sanitarias en el Valle del Genal, que son prácticamente todo Gaucín, quitando a este lector, mucha gente de la Serranía de Ronda y todo aquel que ha conocido el caso. Y que muchas firmas se han quedado sin entregar, para que le conste a él y al César, porque Dios y todos nosotros ya lo sabemos. Y con ello aprovechar para agradecer el apoyo de todos aquellos que han fimado.

 

No se si podrán publicar este comentario o no, pero lo único que pretendo con esto es no ensuciar el nombre de mi hermano pequeño despúes de haber perdido su vida teniendo una simple peritonitis, con historias de posible drogas,que es lo que insinua este lector, las drogas que camuflaron su dolor fué la que precisamente esos médicos le recetaron:

- Efferalgan, que camufla su dolor abdominal,
- Spasmoctyl , que suprime el espasmo doloroso de su tubo digestivo y en cuyo prospecto se indica que no debe utilizarse en la obstrucción intestinal ,
- Metamizol, que no es más que un analgésico para el tratamiento del dolor agudo y en cuyo prospecto dice que no debe utilizarse en pacientes con estado general debilitado,
- Primperan, para que deje de vomitar, y
- Omeprazol, para proteger su estómago de tanto medicamento, todo ello vía oral, a pesar de la insistencia del paciente en que no puede ingerir nada, ya que todo lo vomita inmediatamente.


Muchísimas gracias
.