El restaurador castreño Juan Francisco Martínez Zamora le devuelve su esplendor inicial a una talla de San Juan de Dios, obra del imaginero granadino José Martín Simón, en la localidad malagueña de Gaucín, donde es muy querida la imagen.

 

Diario Córdoba. 21 de septiembre de 2009. Por Antonio T. PINEDA (21/09/2009)

La labor de volver a su estado original obras de arte, tanto de artistas clásicos como contemporáneos, es un trabajo que necesita de paciencia, técnica, sensibilidad y conocimiento de las características del autor de la pieza que se va a restaurar.

 

Con esta preparación se puede acometer una restauración por muy compleja que sea. Este es el caso de la labor de recuperación de la situación primigenia de una imagen de San Juan de Dios del pueblo de Gaucín, en Málaga, y llevada a cabo por Juan Francisco Martínez Zamora.

 

En la población malagueña existe una gran devoción a San Juan de Dios, existiendo una imagen del escultor barroco José de Mora, y otra de José Martín Simón, el imaginero granadino que realizó una gran labor en la posguerra, quien, como heredero de la escuela granadina de imaginería que durante varios siglos tuvo una gran repercusión en el panorama artístico nacional, realizó el Cautivo de Málaga, una de las obras más señeras de la estatuaria andaluza del pasado siglo XX. Y es esta obra de Martín Simón la que llegó en un alto grado de deterioro al taller de Martínez Zamora, debido a un ataque de termitas y a una falta de solidez del soporte de madera causada por estos xilófagos, quedando en su primitivo estado tras la actuación del restaurador.

 

Martínez Zamora tiene, a pesar de su juventud, gran experiencia en labores restauradoras, que comenzó en Granada.

 

ESCRITO EN EL BLOGSPOT DE LA PARROQUIA DE SAN SEBASTIAN (Gaucín) >> Leer original

 

<< Hoy lunes volvió -ya restaurada- la imagen de San Juan de Dios a nuestra iglesia parroquial. La mencionada imagen sufría desde hacía tiempo una importante plaga de termitas, que estaban deshaciendo el interior de madera de esta talla. Es por eso que se acudió al joven restaurador Juan Francisco Martínez Zamora.

La obra de la que hablamos viene a ser un ejemplo muy significativo de la labor escutórica del granadino Jose Gabriel Martín Simón. "Simón", como era conocido en los círculos artísticos malagueños y granadinos de la posguerra, es uno de los más importantes herederos de la gran escuela de escultura barroca granadina. En Málaga y su provincia realiza numerosas imágenes procesionales entre las que cabe destacar la de Nuestro Padre Jesús Cautivo, de 1938, cuya devoción ha llegado al terreno de lo mítico y merecería estudio aparte. En este contexto se crea la imagen de San Juan de Dios de la iglesia parroquial de San Sebastián. Nada mejor que la mano de un artista granadino, afincado muchos años en la Costa del Sol, para crear la hermosa figura del Santo granadino y que tanta relación tiene con estas tierras malagueñas y en especial con la histórica villa de Gaucín.

La restauración de la imagen se ha llevado a cabo, con un respeto absoluto al original, según nos contaba el propio restaurador. Se le ha practicado una consolidación de la estructura y el saneado de las grietas, así como la eliminación de los insectos (termitas) que estaban dañando gravemente la talla; una limpieza de la policromía; estucado, y una aplicación de capa final protectora.
Dentro de unas semanas, la talla de San Juan de Dios estará expuesta al culto en su propia capilla, en esta Iglesia Parroquial de San Sebastián, de Gaucín. Será emplazada en el camarín de la nave lateral, junto a la puerta de la torre, cerca del patio. La citada capilla (que estaba en desuso desde hacía años), será adecentada y adornada, y verá así recuperado su uso como lugar de oración a este gran santo de la Iglesia Universal. Con ello, daremos otro paso en la constante ornamentación y adecentamiento de este gran edificio de Gaucín que es su Iglesia Parroquial
>>.

 

Nota.- Foto del blogspot de la Parroquia de San Sebastián.