CERRAR LA PUERTA DEL AYUNTAMIENTO DE GAUCIN.

Gaucin.tv; , 14 de septiembre de 2009

 

Hace un año (11/9/2008) el alcalde de Gaucín, Francisco Ruíz llegó al poder tras romper un pacto firmado con los socialistas para desbancar a la lista ganadora (P.A.)en las elecciones municipales de mayo de 2007, argumentando que el Ayuntamiento de Gaucín no podía estar gobernado por corruptos condenados por la Audiencia de Málaga y otros, imputados por delitos continuados contra la ordenación del territorio - para los siete imputados el fiscal pide 18 meses de carcel, diez años de inhabilitación y otros tantos de perdida del sufragio-. La llegada a la alcaldía se produjo tras la presentación de una moción de censura apoyada por el actual alcalde, Francisco Ruiz Sanchez, y cuatro de los imputados por la fiscalía. Hoy nos enteramos que el alcalde va a cerrar el Ayuntamiento porque no tiene dinero para poder seguir gastando a su antojo.

 

El argumentario realizado por este alcalde del PP, en aquellos días septembrinos de 2008, para justificar la bochornosa actuación llevada a cabo mediante una moción de censura fue Salvar a Gaucín. Esto es lo que dijo:

 

"El Plan de Ordenación Urbana es lo único que puede salvar nuestro pueblo."
"Si los imputados no están en la carcel es que no son delincuentes."
"Nosotros comemos de la construcción y tenemos que apostar por ello."
"..necesitamos de forma urgente crear puestos de trabajo para que Gaucín pueda vivir."
"..la decisión de romper con el PSOE se debió a la parálisis en la ciudad."
"A Teodoro de Molina, lo considero peor que a Corbacho. "prefiero morir en pie a no vivir arrodillado". "Teodoro no ha cuidado y mimado lo que tenía, y por ello ahora estamos aquí".
"..el PSOE me ha despreciado y discriminado lo único que tenían bueno en Gaucín
"..Ruiz, cree que en el fondo los socialistas está contra él por la contratación de Felisa Carrasco, ex primer teniente de alcalde socialista
"...el pueblo se está hundiendo y nadie está haciendo nada para sacarlo a flote".
"...el nuevo equipo de gobierno que hemos conformado va a sacar el municipio adelante.."
"...a partir de ahora tenemos bastante trabajo que hacer"
"..Teodoro de Molina están creando una alarma injustificada."
"..Hemos actuado de esta manera por el interés de Gaucín, que se encontraba totalmente paralizado. "

 

De momento no vamos a entrar en en consideraciones, esperaremos la actuación de D. Francisco Ruíz Sánchez, alcalde de un Ayuntamiento medio cerrado, pues él va a seguir costando a todos los gaucinenses más de 65.000 euros anuales, pero si queremos transcribir el artículo de prensa firmado por JAVIER NAVAS (Málaga Hoy, 14-9-2009) que lleva por título:

 

SILICONA EN LA CERRADURA

 

<< SE puede cerrar un Ayuntamiento, aunque sea por quiebra? ¿Se le puede poner el candado a un local donde por lo normal quienes están fuera quieren entrar y quienes están dentro no quieren salir? Es la intención de Francisco Ruiz, alcalde de Gaucín. La institución a su cargo anda tan mal de dinero que o la salvan otras instituciones -el Estado, la Diputación, la Junta, Cáritas Diocesana, la protectora de animales- o echa la llave. Ni nacionalistas cazurros ni nadie; el que de verdad va a pinchar la pelota si no se juega como a él le gustaría es Ruiz. Con un par.

 

Declarar el tinglado público en bancarrota viene de lejos. Felipe II presentó la suspensión de pagos de la Hacienda Real tres veces, pero fue lo bastante listo como para reanimar posteriormente el cadáver con préstamos extranjeros y estrujando a la Iglesia. Y tenía la dignidad de no llorarle a la Junta. O pensemos bien: Ruiz no amenaza, sólo quiere poner orden sellando el local, que nada se cuele ni escape para recuperar la compostura, eliminar el caos, la entropía consistorial. Quizá crea que el modelo perfecto para su Ayuntamiento (un alcalde que decide cerrarlo sólo puede pensar que el Ayuntamiento es suyo) es atrancar la puerta desde dentro, quedándose solo para subir el volumen del hilo musical a su antojo, acabar con la última taza de café sin necesidad de reponer la cafetera, chorrarse por los pasillos subido a la silla con ruedas y hurgarse libremente la nariz en el Salón de Plenos. Sin más contacto con el exterior que el móvil, internet y el balcón del edificio para dar explicaciones al pueblo en plan Pepe Isbert. En caso de que esté interesado en explicaciones. El alcalde o el pueblo, tanto da.

 

Lo de cerrar un Ayuntamiento suena a fantasmada. Lógico, pues las casas consistoriales siempre han tenido algo de casa fantasma. Uno no puede montar su negocio, dar puestos de trabajo y luego declararlo en quiebra sin buenas justificaciones. Los sindicatos te comen, y con razón. Una empresa privada tiene una función social: sacas dinero ofreciendo un producto a la comunidad, la comunidad se beneficia de tu producto, proporcionas empleo, los empleados te proporcionan riqueza... Pero que hago hablando de empresas, productos y empleos. Lo de Gaucín es un Ayuntamiento, la institución pública por definición. Se dice que los ciudadanos la consideran la más cercana, incluso cuando han de soportar su halitosis. Un alcalde no lo cierra como el proverbial cortijo; hasta para cerrar un cortijo hay que llegar a una situación extrema. Si Ruiz no es capaz de gestionarlo para facilitar la vida a los vecinos, ha fracasado. Pero si lo hunde su gestión no sólo ha sido inútil: ha sido dañina. Y eso comporta responsabilidades. A lo mejor tapiar la puerta y cegar las ventanas no es del todo una mala idea; siempre que quienes lo llevaron a un estado tan crítico se queden dentro.>>