Piden un año y medio de prisión para el ex alcalde de Gaucín

LA OPINIÓN DE MALAGA, 9 de febrero de 2009

 

Francisco Corbacho y el arquitecto municipal Francisco Arenas están acusados de conceder diez licencias ilegales.

 

La Fiscalía malagueña ha solicitado 18 meses de prisión y diez de inhabilitación para el ex alcalde de Gaucín Francisco Corbacho y el arquitecto municipal Francisco Arenas por conceder diez licencias presuntamente en suelo no urbanizable.
El fiscal considera que ambos procesados incurrieron en un delito continuado contra la ordenación del territorio y las licencias se concedían con "desprecio de la normativa vigente", según la calificación fiscal, a la que tuvo acceso Efe. La acusación pública entiende que el arquitecto informó favorablemente de dichos permisos a pesar de saber que no se cumplían los requisitos, que se daban en suelo no urbanizable y a sabiendas de que se incumplía la normativa urbanística.
En la causa también hay imputados cinco concejales más que fueron ediles entre 2000 y 2003. Tres de ellos, siguen actualmente ocupando cargos públicos en el consistorio. A cuatro de estos concejales se le imputa un delito continuado contra la ordenación del territorio, mientas que al quinto edil se le acusa de un solo delito urbanístico. Las licencias se concedían presuntamente pese a que los acusados "eran conocedores" de que los informes técnicos y jurídicos se oponían a la concesión de algunas de las mismas.


Entre las licencias que se concedieron había para la construcción de dos piscinas en suelo no urbanizable, reformar una vivienda cuando ésta no existía así como para la construcción, rehabilitación y ampliación de diversas viviendas unifamiliares. El fiscal señala que antes de la concesiones de las licencias el secretario del Ayuntamiento, mediante el preceptivo informe, hacía constar el desacuerdo de la concesión.


Defensa. El juicio está previsto que se celebre mañana en el Juzgado de lo Penal número 2 de Málaga, según informaron a Efe fuentes cercanas al caso. Por su parte, la defensa del ex alcalde pide la absolución de su cliente al entender que "los hechos no suponen ningún ataque a la legalidad". En el escrito de defensa, al que tuvo acceso Efe, se afirma que es cierto que el Ayuntamiento adoptó los acuerdos por los que se concedías las licencias municipales antes mencionadas pero que éstas "fueron acordadas por unanimidad".


Se apunta a que dichas licencias tenían los informes previos favorables del técnico municipal y que "si bien es cierto que se presentó por la secretaria informes de carácter desfavorable", los mismos son preceptivos pero no son vinculantes.
Además, para la defensa del ex alcalde los informes del secretario se limitaban a marcar la parte jurídica y no la técnica y que "respecto al informe dado por el técnico nunca había entrado a rebatir dicho informe". Por ultimo, el abogado defensor considera que tales hechos podrían ser, en todo caso, constitutivos de una irregularidad administrativa que se debería resolver en el ámbito ordinario de la jurisdicción contenciosa.


El ex alcalde, que presentó la semana pasada su dimisión como concejal , ya cuenta con una condena de 21 meses de suspensión de empleo o cargo público y nueve meses de multa por malversación.