El Tribunal Supremo ratifica la condena al ex alcalde de Gaucín, Francisco Corbacho
DIARIOLATORRE.ES; 14 DE DICIEMBRE DE 2008. LEER ORIGINAL >>


Desestima el recurso, le condena a costas y ratifica la condena por delitos de malversación de caudales públicos y de prevaricación con 21 meses de suspensión de empleo o cargo público y nueve meses de multa por el primer delito y la inhabilitación especial durante siete años para el empleo o cargo público por el segundo. El actual alcalde se sube el sueldo como hiciera Corbacho.

 

El Alto Tribunal considera probado que Francisco Corbacho Román, que desde el año 1999 desempeñaba el cargo de Alcalde-Presidente del Ayuntamiento de Gaucín, a finales del año 2002, aprovechando la ausencia por vacaciones del secretario-interventor, y a fin de poder disponer para sí de fondos municipales, ordenó el libramiento de mandamientos de pago a justificar, en concepto de “adquisición de terrenos de gran interés municipal (Sierra del Hacho)”, de cuantías comprendidas entre 10.000€ y 22.000€, con emisión de los correspondientes cheques, contra las cuentas corrientes del Ayuntamiento, de las entidades Unicaja y Cajamar. Los cheques se extendieron al portador, y sin la firma del interventor. El acusado llegó a disponer por el citado sistema entre los mediados de diciembre de 2002 y enero de 2003, de unos 200.000€, al tiempo que efectuaba reintegros parciales, 23.000€ el día 31 de diciembre de 2.002, 20.000€ el día 2 de enero, 12.000€ el día 14 de enero y 3.000€ el día 7 de febrero de 2.003.

 

A finales del mes de enero el secretario-interventor tuvo conocimiento de los citados movimientos bancarios, dando cuenta al Alcalde, y ante la ausencia de explicación alguna denunció el desfase presupuestario existente ante la fiscalía. Así mismo el día 10 de febrero de 2003, los concejales de su grupo municipal del Ayuntamiento, también denunciaron ante la Guardia Civil el desconocimiento que tenían de los hechos anteriormente relatados. El acusado tras reunirse con los concejales de su grupo, y comprometerse a devolver el dinero, pidió ayuda a sus familiares y amigos, logrando reunir la suma que aún debía, ingresando ese mismo día 34.100€ en efectivo y dos cheques por importes de 36.060€ y 72.121,45€, que le fueron entregados, por mediación de su padre y otros dos vecinos.

 

El día 14 de febrero de 2.003, tuvo entrada en el Registro General del Ayuntamiento un escrito firmado por cuatro concejales de la oposición, que solicitaban formalmente la celebración de un pleno extraordinario a fin de que el Alcalde y el tesorero informaran sobre los referidos hechos, la secretaria en funciones, ante la negativa verbal del Alcalde a convocar el acto, convocó el citado Pleno extraordinario para el día 17 de marzo de 2003. El día 10 de marzo, el Alcalde dictó un decreto denegando la entrega de parte de la documentación interesada previamente a la celebración del pleno por los promotores del mismo, alegando que era muy voluminosa y no se disponía de ella, y defiriéndola a la sesión Plenaria. Y finalmente el día 17 de marzo se constituyó el Pleno extraordinario, y el Alcalde tras tomar la palabra durante aproximadamente 10 minutos, levantó la sesión, sin que se pudiera debatir el orden del día, y seguidamente ordenó a la Policía Local el desalojo del salón de sesiones.

 

Mientras se producían las vistas y los fallos judiciales, Corbacho volvió a presentarse en las pasadas elecciones municipales de Gaucín logrando con el Partido Andalucista cuatro de los nueve concejales de la Corporación, aunque para evitar que siguiera con esta forma de gobierno se unieron PSOE y PP con Teodoro de Molina como alcalde.

 

Un año después, y al tiempo que la justicia ratifica a Corbacho como malversador y prevaricador, Gaucín sigue de actualidad porque el PP ha roto el pacto con el PSOE y con la colaboración de los concejales del PA, ha desbancado a De Molina para instalar como regidor a Francisco Ruiz, del Partido Popular.

 

Una de las primeras medidas de Ruiz ha sido elevarse el sueldo para ganar 3.571 euros al mes, por lo que su salario y los del resto del equipo de gobierno suponen el 59% del presupuesto anual municipal. Con esto el actual alcalde Francisco Ruiz sigue uno de los pasos del condenado Corbacho, que en noviembre de 2003, hace ahora justo cinco años, también saltó a la actualidad por subirse el sueldo para ganar 3.600 euros mensuales.