La crisis de los políticos
José Manuel de Molina

Diario La Torre (Alhaurinde la Torre); 3 de diciembre de 2008 >> LEER (Original)

 

Los políticos de todo el país también están en crisis, desde luego que no monetarias. Por más que el portavoz socialista Alonso se solidarice con nosotros ellos no tendrán problemas para cobrar sus sueldos, pagar hipotecas, gastar en ropa y comidas en buenos restaurantes o tomar aviones privados o quitar el suyo a algún pringao no VIP. Sigo insistiendo en que no están a la altura de lo que demandamos los ciudadanos todos los días: honradez, trabajo, eficacia, transparencia, equidad, … y por supuesto no van a cambiar ahora.

 

Si no que se lo digan al nuevo alcalde de Gaucín. Allí hasta hace unos meses era alcalde mi primo Teodoro de Molina (PSOE), que tras el agujero que dejó el anterior alcalde Corbacho (PA) que está siendo juzgado en el Supremo, no se puso sueldo porque el presupuesto municipal no estaba para eso y cobraba sólo los gastos necesarios. Pero sí cobraba su primer teniente de alcalde, Ruiz (PP) con el que hizo un pacto municipal tan inestable como efímero. Este tal Ruiz creyó que no ganaba lo suficiente y pactó con los ediles juzgados por corrupción del PA para lograr ser alcalde. Entre sus primeras medidas ha estado subirse el sueldo, ganará 2.500 euros netos mensuales, 64.719 euros al año. Nada más y nada menos que el 59% del presupuesto de los cargos municipales de Gaucín se irá en pagar a su regidor. ¿Verdad que él no tiene crisis?

 

En Alhaurín de la Torre Villanova también tiene un buen sueldo más gastos discrecionales, aunque al menos aquí lo elegimos democráticamente por mayoría absoluta no por pactos bajo la mesa, y nos guste más o menos su labor, lo cierto es que dedica todo el día a su trabajo como alcalde. Hay gente como yo que dedica 8 horas al trabajo y 8 a sus hobbies, y otros como Villanova que suman 16 al trabajo. Suerte de emplearse a fondo en algo que es al mismo tiempo ocupación remunerada y afición.

 

Desde luego me da envidia leer el nuevo rumbo que va a tomar Estados Unidos con el nuevo presidente. Por un lado Obama se queda en su gobierno con uno de los ministros del saliente Bush, del Partido Republicano, y por otro lado llama a su rival en las primarias, Hillary Clinton para ser su Secretaria de Estado. Dice Obama que cree en las fuertes personalidades y las opiniones fuertes, “así es como se toman las mejores decisiones”, asegura convencido.

 

Igualito que en España. Por algo los americanos son los líderes del mundo, no sólo por su economía y sus marines. Ellos son los que nos sacarán de la crisis no hay duda, porque si fuera por los nuestros seguirían subiéndose el sueldo y criticando al contrario.