« ¡José Serrano viene con los guerrilleros para liberar Gaucín!»


Todo el pueblo se echó este fin de semana a la calle para celebrar la recreación de la toma del Ayuntamiento, del archivo municipal y el secuestro de su alcalde por las tropas francesas en 1810, y el «posterior arrebato de los guerrilleros serranos»
Diario Sur. 2 de marzo de 2008.

VICTORIANO BORREGO. ESTHER TIMONET


Al llegar a la bella población de la Serranía de Ronda de Gaucín se notaba que eran unas fechas especiales, por lo que de sus calles colgaban banderas y gallardetes de España y Francia y en la calle la chiquillería estaba alborotada. Y es que desde la delegación de Cultura del Ayuntamiento de Gaucín, en colaboración con el Ceder Serranía de Ronda, y de varios grupos de asociaciones de moros y cristianos, se ha realizado un ensayo general, para lo que será en 2010 el bicentenario de la toma de Gaucín por las fuerzas francesas. Una totalidad de 200 figurantes participaron en esta recreación histórica.

 

Los actos se iniciaron el viernes por la noche con la toma del Ayuntamiento y el secuestro del alcalde por parte de las fuerzas francesas -encarnadas por el grupo de la Asociación Napoleónica de la población de La Albuera -Badajoz-, que comandaba el general Juan de Dios Sur. Los organizadores han indagado en los archivos y en la historia para que los diálogos fueran los que sucedieron en 1810. Así mismo el vestuario, tanto de las fuerzas francesas como el de los vecinos del pueblo era el de la época. De igual manera el armamento que portaban y los cañones que asentaron ante las puertas del Castillo de Gaucín que, incluso, disparaban obuses de fogueo, eso sí, haciendo un ruido estruendoso.

 

 

 

El alcalde sorprendido le dice al general francés: «¿Qué clase de soldados osan entrar en Gaucín, disparando a sus vecinos y quemando sus casas?» A lo que contestó el francés. «Monsieur alcalde. Por orden de su Majestad Joseph Bonaparte, Rey de España, le ordeno que entregue inmediatamente el ayuntamiento y su castillo o de lo contrario será declarado en rebeldía y su pueblo y sus vecinos arrasados». La respuesta del alcalde no se hizo esperar: «El ayuntamiento y el castillo os cedo, pero no mi honor ni el de los gaucineños; ni a usted general, ni a Don José, hermano de Napoleón, pero nunca jamás Rey de España».

 

Seguidamente se procedió por las tropas francesas a la toma simulada del Ayuntamiento y tomaron preso a su alcalde. Montándose una guardia espacial y reforzada, tanto en la Casa consistorial como en el castillo.

 

Liberación del pueblo

Tras los sucesos del viernes por la noche, al día siguiente los vecinos de Gaucín seguían perplejos por los acontecimientos del día anterior, cuando al mediodía un numeroso grupo de jinetes se avistó que llegaban al pueblo disparando sus trabucos. Un niño gritó: «¿José Serrano viene con los guerrilleros por el camino de Ronda! ¿José Serrano viene a liberar Gaucín!».

 

La alegría de la población era inmensa, altivo apareció José Serrano, Jefe de la Guerrilla de la Serranía de Ronda, al que acompañaban sus hombres y prestos se dirigieron al ayuntamiento y con la valentía que les caracterizaban vencieron a los gabachos y liberaron a su alcalde, su castillo y al pueblo de Gaucín de las garras de las fuerzas francesas.

 

Los guerrilleros eran componentes de la Asociación Cultural de Bandoleros y Migueletes de la Serranía de Ronda, también participaron componentes del Grupo de Moros y Cristianos de Grazalema, Benamocarra y de Benalauría. No faltaron a la cita los miembros del Coro de la Hermandad de la Virgen de la Cabeza de la Ciudad del Tajo.