La Junta se reunirá con los 32 municipios que carecen de plan contra incendios

TERRA ACTUALIDAD. 12 de julio de 2007

 

La Junta de Andalucía promoverá una reunión informativa con los consistorios provinciales para asesorar la planificación de las medidas a aplicar contra los incendios forestales, según informó en un comunicado la Delegación de Medio Ambiente en Málaga en un comunicado.

 

El encuentro, que incidirá de especial manera en la prevención de esta problemática, será presidido por el delegado provincial de la Consejería de la Junta de Andalucía, Ignacio Trillo el próximo viernes en el Edificio de Usos Múltiples de la capital.

 

Durante la reunión, se explicará a los 32 municipios que carecen todavía de un plan local contra incendios que tienen hasta el 1 de septiembre para tramitar o concluirlos. Así, si una vez superada esta fecha no se han planificado y concluido dichos planes, las declaraciones de impacto ambiental de sus proyectos locales, entre los que figuran los urbanísticos, quedarán derogadas.

 

Los municipios convocados por la Delegación de Medio Ambiente del gobierno autonómico son Alcaucín, Alfarnate, Algatocín, Álora, Alpandeire, Arriate, Atajate, Benadalid, Benalauría, Benaoján, Benarrabá, Campillos, Canillas del Aceituno y de Albaida, Cañete la Real, Carratraca, Cartajima, Coín, Colmenar, Faraján, Gaucín, Genalguacil, Igualeja, Jubrique, Júzcar, Manilva, Parauta, Pujerra, Salares, Sedella, Teba y Villanueva del Trabuco. Estas 32 localidades en cuya delimitación municipal hay un peligro manifiesto de incendios forestales, no tienen aún planes de emergencia particulares de carácter local para prevenir y sofocar el peligro del fuego.

 

Por otro lado, los técnicos del dispositivo de prevención Infoca y de Medio Ambiente explicarán cuál debe ser la metodología de elaboración de sus planes municipales, así como el papel que estos juegan en los incendios en zona de interfase, esto es, entre lo urbano y lo forestal.

 

Un total de 69 municipios malagueños, ubicados en zona susceptible de peligro de incendios, tienen que contar con su Plan Local de Emergencia. Se trata de una normativa aprobada por la Delegación de la Consejería de Medio Ambiente de la Administración Andaluza, de obligado cumplimiento por los ayuntamientos de la provincia.