Cae una banda relacionada con estafas mediante la clonación de tarjetas de crédito, la falsificación de moneda e incluso el envío de 'cartas nigerianas.

 

A primeras horas de la mañana de ayer (6/3/2007), Gaucín recibió la visita de numerosos efectivos de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) de Madrid y de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Comisaría Provincial de Málaga. En sus pesquisas han detenido a los miembros de un taller mecánico y, por orden judicial, han precintado las instalaciones del mismo.


La noticia según Diario Sur, (7 de marzo de 2007)

Cae una banda de rumanos en la Costa del Sol con 50 detenidos por estafa

La policía detuvo ayer a medio centenar de personas en diferentes localidades de la provincia por su presunta implicación en numerosas actividades fraudulentas. La organización desmantelada está relacionada con estafas mediante la clonación de tarjetas de crédito, la falsificación de moneda e incluso el envío de 'cartas nigerianas', según ha podido saber SUR.

La mayoría de los implicados en esta red distribuida por toda la costa occidental son de origen rumano, aunque al parecer también se ha arrestado a algunas personas de origen subsahariano. Además, la Policía Nacional realizó a lo largo de la jornada una veintena de registros.

La operación se desarrolló de forma simultánea en diferentes puntos de la provincia. Así, las detenciones tuvieron lugar en Málaga capital, Benalmádena, Fuengirola, Estepona y Marbella. Según las fuentes consultadas, la redada se extendió incluso a municipios del interior de la provincia, como Coín o Ronda.

En esta macrooperación desarrollada en la provincia participaron numerosos agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) de Madrid y de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Comisaría Provincial de Málaga. Además se requirió el apoyo de un equipo de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de Málaga.

 

Operación abierta

Según apuntaron las fuentes consultadas, la intervención, que ha estado precedida de una larga investigación, sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones en el transcurso de los próximos días.

Los numerosos arrestos se llevaron a cabo con gran sigilo hasta el punto de no despertar la atención de los vecinos. La operación comenzó a las seis de la mañana para evitar cualquier revuelo. A esa hora, los diferentes equipos salieron de la Comisaría Provincial y fueron desplegándose por los municipios donde iban a desarrollarse las detenciones.

Una vez en estos puntos accedieron a las viviendas con gran rapidez. Además, para llamar aún menos la atención de los transeúntes, las actuaciones fueron llevadas a cabo por agentes de paisano. Los furgones policiales, por su parte, se quedaron en las proximidades de las zonas de actuación para no levantar sospechas con la misión de intervenir sólo en caso de necesidad.

 

Precedentes

Los supuestos delitos que se atribuyen a esta red se han convertido en una triste realidad en los últimos meses. Sin ir más lejos, la semana pasada fueron detenidas cuatro personas en Fuengirola por robar datos de cuentas bancarias en buzones para después volcar la información en tarjetas clonadas. La investigación comenzó por la proliferación de denuncias de ciudadanos que decían haber sufrido una serie de cargos en sus cuentas por compras que no habían realizado. A finales de diciembre, en otra intervención policial, fueron detenidas 16 personas acusadas de falsificación de tarjetas de crédito.