"¡Corre, que viene el toro!"
La Opinión de Málaga. Lunes, 15 abril de 2001.Blas Gil. Gaucín.

Carreras, empujones y latidos de corazón a toda máquina. Estas fueron las sensaciones que se vivieron ayer en el municipio serrano de Gaucín durante la celebración del Domingo de Resurrección, en el que el toro de cuerda fue el protagonista.

Miles de personas, llegadas desde diferentes puntos de Andalucía, se concentraron a primeras horas de la mañana en las calles de Gaucín para correr delante del astado, que fue guiado por una maroma de la que tiraban los mozos del pueblo.

Cualquier reja de ventana o saliente era un buen refugio para los corredores que se agolpaban durante la apresurada y peligrosa retirada. "Es una experiencia distinta y aquel que la pruebe volverá el año que viene", explicó Francisco Benítez uno de los miembros de la comisión que organiza este popular festejo.

Curiosamente, durante la carrera, todos los bares del pueblo permanecían cerrados, ya que "el alcohol y los toros no son buenos amigo", indicó el organizador.

Peter, uno de los cientos de turistas que pasan sus vacaciones durante estos días en Gaucín, comentó jadeante después de burlar al astado: "los españoles están locos pero se lo pasan en grande".

Sin lugar a dudas, es una manera distinta de celebrar la "Pasión".