Realistas y Liberales de Gaucín (Málaga) en la Década Ominosa.

Gaucín.tv; 22 de Octubre de 2006


Una continua actividad literaria, fuera de lo corriente, es la que viene desarrollando nuestro paisano, Salvador Martín de Molina. Nos asombra continuamente en su productiva tarea de investigación sobre páginas, hasta ahora poco conocidas, de la historia de nuestro pueblo. Salvador sigue desempolvando archivos, hemerotecas, y legajos donde dormitan gran parte de las secuencias históricas del pasado de Gaucín.

 

 

Fusilamiento de Torrijos. Pinchar >>

Ahora, en las X Jornadas sobre el bandolerismo en Andalucía, celebradas en Jauja, durante los días 21 y 22 de Octubre, ha presentado una Comunicación, donde nos describe las intrigas, pleitos y relaciones políticas de los bandos locales más influyentes de Gaucín con los liberales de la época, el General Salvador Manzanares y el general José María Torrijos.

 

<<La Década Ominosa (1823-1833), reintroduce la represión, que se muestra abierta contra los bandidos y forajidos, lo que hará celebre al Alcalde Mayor de Gaucín, D. Francisco de Gálvez y Fernández, relacionado directamente con dicha represión, que es menos rigurosa con el contrabando (sin que podamos descartar vínculos entre los encausados por este ilícito comercio y las autoridades y realistas), y desemboca en dicho periodo en una lucha soterrada entre liberales y realistas.
Y, en esa convulsión de nuestra historia local, se enmarcan los más conocidos episodios de las sublevaciones de Salvador Manzanares y José María Torrijos, ambos enraizados con nuestros personajes
>>.

PERSONAJES


El trabajo centrado en luchas familiares, conspiraciones y defensa a ultranza de ideales e intereses de la clase política de Gaucín durante la década ominosa (1823.1833), recoge a personajes de nuestro pueblo enfrentados en bandos claramente antagónicos, con posicionamientos irreconciliables -como siempre-. Unos ( realistas) en defensa de modos y costumbres tradicionales, los otros (liberales) decididos a hacer triunfar ideas de progreso.

Los personajes más destacados en el estudio que hoy nos presenta Salvador Martín fueron: Doña Buenaventura Sánchez Hernández, viuda del General Serrano Valdenebro; su hijo D. José Serrano Sánchez (posteriormente se le ha conocido como José Serrano Valdenebro, nombre de su padre, fallecido en Cartagena en 1814,y como José Serrano-Valdenebro Sánchez); Andrés del Río, padre del Presbítero de Benarraba; José Cañamaque Letor, abuelo de nuestro ilustre Francisco Cañamaque Jiménez; Domingo Ruiz, alias Clavellino; Antonio de Molina Navarro, defensor del castillo del Águila durante la invasión francesa; José Moreno, alias Joselín, y el Alcalde Mayor de Gaucín, Don Francisco de Gálvez y Fernández, quien<< con la ayuda de vecinos y voluntarios realistas de Gaucín, Genalguacil, Jubrique, Algatocín y Benalauría, pudo hacer frente a los malhechores". Asimismo consta que a principios de noviembre de 1830 ocupaban la prisión de Gaucín, 43 ladrones, más tres mujeres acusadas de espías y encubridoras, condenándose a la pena de muerte en la horca a 21, entre ellos, el Papa y tres (Andrés Muñoz, de la Cruz y el Ponio) cuyas cabezas cortadas serían colocadas en una estaca en la entrada de sus respectivos pueblos, para escarmiento>>. Esto le sirvió a Gálvez para escalar hasta lo más alto en su carrera profesional, pues fue nombrado Alcalde del Crimen de la Real Chancillería.

LIBERALES Y REALISTAS

 

En la Década Ominosa, se estaba cociendo el caldo del liberalismo revolucionario, que estallaría a la muerte del Rey en 1833.

El ambiente de conspiración frente al poder absoluto que se padecía en España, se vivía igualmente en la serranía, máxime cuando son conocidas las conexiones de los bandoleros habituales de nuestra tierra con el liberalismo.

El clima de conspiración y represión ya se venía respirando en Gaucín inmediatamente restaurado el absolutismo, al caer el trienio liberal. Los movimientos de estas fuerzas, se simbolizaban en contiendas de liberales y absolutista, que eran capitaneados por José Serrano Sánchez y Antonio de Molina Navarro, respectivamente. En este periodo << nos encontramos con las denuncias que absolutistas hicieron contra liberales de Gaucín, comprensivas de numerosos delitos, tales como los de infidencia, desafección y otros excesos, reuniones subversivas, imputaciones de sospechosos y desafectos, etc. En el testimonio de 1931 que transcribo más adelante, se habla de desafección y de atribuirles reuniones subversivas y hechos infidentes al legítimo Gobierno>>.

El autor identifica a ambos grupos, después de analizar multitud de actas notariales y documentos procedentes del archivo catedralicio de Málaga:

Los De Molina (realistas)
Los Serrano (liberales)

Damián Jiménez Mateos.

Nicolás Ximénez.

José Ramos Moya.

Xritobal Vallecillo.

Fausto Pardillo.

José Cañamaque Letor.

Juan del Rosario Jiménez.

Antonio de Molina Navarro.

José Gómez Tineo, Presbítero de Benarraba.

Nicolás Rendón Barroso.

Francisco de Paula Galán.

José Serrano Espinosa.

José Cabrera Pérez.

José Serrano Sánchez.

 

Para mayor información véase el documento completo >> Leer más