La Serranía tiene uno de los niveles de renta más bajos de Andalucía.

DIARIO SUR. 14 de enero 2006

 

La media de la Comarca rondeña no sobrepasa los 8.000 euros anuales, frente a los 13.500 de la media andaluza, los 18.000 de la Costa del Sol y los 22.000 de la Unión Europea. Izquierda Unida demanda «inversiones especiales» para paliar este déficit.

 


Los pueblos de la Serranía de Ronda tienen uno de los niveles de renta más bajos de Andalucía y, por ende, de España y Europa. Y es que en la Comarca la media ronda los 8.000 euros anuales de renta declarada, frente a los 18.000 de la Costa del Sol, los 13.500 de la media andaluza y los 22.000 de la media europea. Sólo Ronda, como cabeza de Comarca, ofrece una renta media superior a los 12.000 euros, mientras que otros pueblos como Cortes de la Frontera, Júzcar, Yunquera, Alpandeire y Arriate tienen una media que oscila entre los 7.000 y los 9.000 euros anuales. Asimismo hay otros como Gaucín, Benaoján y Benadalid que ofrecen una cifra superior: una media de entre 9.000 y 12.000 euros. Sin embargo ninguno de estos datos es positivo, o así al menos lo explicaba ayer el parlamentario andaluz de Izquierda Unida, Antonio Romero, quien demandaba a la Junta de Andalucía «inversiones especiales en la Serranía para equilibrar sus niveles de renta con los del resto de la autonomía y del pais». Y es que estas cifras son fiel reflejo de la situación que atraviesan muchos de estos municipios, donde el censo disminuye cada año y los niños son recibidos como una bendición.

 

La despoblación

 

Uno de los más graves problemas de los pueblos de la Comarca es la despoblación. La población envejece, los jóvenes deben abandonar su casa para buscar trabajo y el pueblo se va quedando desierto. Los colegios están cada vez más vacíos y el pueblo cada vez más solo. Esta despoblación influye, sin duda, en el nivel de renta de cada municipio, y su erradicación es una de las grandes preocupaciones de Izquierda Unida.

 

La mejora de las comunicaciones y la creación de infraestructuras serían dos buenas medidas para luchar contra un fenómeno que está ya en boca de todos y que preocupa a todos los alcaldes de la Serranía.

Sin embargo, Antonio Romero y el portavoz rondeño de Izquierda Unida, Rafael Ruiz, recordaron ayer una vez más que no se trata de lograr «el desarrollo a cualquier precio», y es que IU continua su lucha contra los campos de golf de Los Merinos y La Parchite. En este sentido Romero explicó ayer que los promotores de La Parchite «no han presentado aún ningún proyecto en la Junta de Andalucía, sólo una petición de información». Además señaló que no se trata sólo de una guerra de ecologistas e IU, sino también de muchos vecinos e incluso cierto sector del PSOE.