Un derrumbe corta la vía que une Ronda y Gaucín. Se ha dispuesto un recorrido alternativo a través de Cortes de la Frontera y Jimera de Libar

MÁLAGA HOY. 10 de enero 2006

 

El desprendimiento de tierras, que tuvo lugar en la noche del pasado domingo, se debió a una bolsa de agua que provocó que el muro de contención de la carretera A-369 cayera sobre el asfalto.

 

Un desprendimiento de tierra en la carretera de Ronda a Gaucín ha obligado a cortar el tráfico rodado en la A-369 que une la ciudad del Tajo con Algeciras. El derrumbe de piedras y tierra, ocurrido en la noche del pasado domingo, se produjo a 1,5 kilómetros de Atajate como consecuencia de una bolsa de agua, y provocó que parte del muro de contención de la calzada cayera sobre el asfalto de la vía sin que se hayan producido daños personales o de la propiedad privada.


MANIFESTACIONES DE FRANCISCO MÁRQUEZ
El gerente del Consorcio del Valle del Genal, Francisco Márquez, apuntó que “la causa puede ser que existiera en esta zona una bolsa de agua”, por lo que se van a iniciar trabajos para que no se vuelva a repetir este hecho, puesto que ocho municipios del Valle del Genal se verán afectados, ya que sólo estará abierto el tráfico a ambulancias y vehículos de emergencia, el resto será desviado por Jimera de Líbar.

En estos momentos hay dos máquinas trabajando para retirar la tierra del firme de la carretera, no obstante se “va a rebajar el monte para evitar que se pueda producir un nuevo derrumbe de estas características”, destacó el responsable del Consorcio del Valle del Genal.
Nota.- Diario de Málaga. 10-1-2006

Debido a las lluvias de los últimos días, sobre las 23.30 del domingo, se produjo un corrimiento de tierra y rocas sobre un tramo de la carretera que une Atajate y Gaucín, en el Valle del Genal. Por ese motivo, desde la mañana de ayer se encuentra cortada al tráfico rodado esta arteria que conecta Ronda, y los municipios del Genal, con Algeciras. Como consecuencia, todos los vehículos que se dirigen dirección Algeciras, tienen que desviarse por la carretera de Jimera de Líbar y Cortes de la Frontera.

 

Según indicó ayer el gerente del Consorcio Valle del Genal, Francisco Márquez, el recorrido que han de hacer los vehículos debido al desvío por Cortes no es una cuestión de distancia, "porque el problema es el mal estado de estas carreteras de montaña, cuya anchura obliga a ir a una velocidad reducida. De este modo, se tarda en torno a 25 minutos para hacer cuatro o cinco kilómetros".

 

El corte de tráfico está afectando a los vecinos de los municipios del bajo Valle del Genal, como son Atajate, Benalauría, Benadalid, Gaucín, Algatocín o Genalguacil. Y, sobre todo, a los estudiantes que cada día han de desplazarse en autobús a su centro de enseñanza, ya que dicho corte también afecta al transporte escolar. Además, hay que destacar que esta vía es muy transitada por los transportistas que se dirigen a Cádiz o Málaga. No obstante, como señaló Márquez, se ha habilitado un pequeño carril provisional para que puedan circular las ambulancias y los vehículos de emergencia.

 

Los trabajos de movimiento de tierra para restablecer el tráfico están siendo desarrollados por la empresa Conacon, para lo que han dispuesto de dos máquinas excavadoras y varios camiones para transportar los escombros, que trabajarán a destajo con el fin de que se pueda abrir cuanto antes a la circulación. Por ello, según fuentes cercanas a dicha empresa, se ampliarán los turnos de trabajo hasta por la tarde, ya que normalmente concluyen la jornada laboral a las 15.00.

 

Operarios de Conacon, encargados de informar a los conductores sobre el corte y el desvío por Cortes aseguraron que los afectados "se lo están tomando bien, aunque algunos protestan porque el trayecto provisional les hace perder mucho tiempo".

Esta misma empresa es la encargada de la mejora de la carretera paisajística Ronda-Algeciras. Actualmente se está concluyendo con el Plan Más Cerca, que comprender el acondicionamiento de la A-369, en su variante de Atajate hasta el Puerto del Espino; que tiene una inversión de 1,8 millones.

 

FOTO.- Diario Sur.