Estudio comparativo entre ambas obras

Estudio comparativo de los dibujos de “El Castillo de Gaucín”, realizados por Pérez Villamil (a la Izquierda), y David Roberts (a la derecha). Para una mejor comparación hemos analizado, por separado, los elementos más significativos de las obras: el Castillo, el Peñón, la Sierra Crestellina, el camino de Gibraltar y el cielo.

El Castillo
Idénticos. Pérez Villamil le da un aspecto mas piramidal, especialmente en el lado derecho.
Roberts, eleva los accidentes geográficos del fondo. En su obra el cielo tiene menos protagonismo.
Ambos autores unen el primer grupo de torres, las que dan acceso al castillo con las más elevadas, mediante una muralla y camino lateral.

El Peñón
En Roberts se observa un mayor tratamiento de los elementos: dibuja algunos edificios en el lateral derecho; marca el peñón con dos partes bien diferenciadas.

Por el contrario en Villamil se aprecia, en la parte izquierda del Peñón, una especie de ciudad que podría tratarse de La Línea de la Concepción.


La Sierra de Casares, el Estrecho y Sierras de África
En ambas pinturas se separa el primer plano con un arbusto: lentisco y cruz en Villamil, y pita con pitón en Roberts.
Como podemos ver, el tratamiento de la geografía del Estrecho es más nítida y perfecta en Roberts.

Figurillas por el camino de Gibraltar
Villamil las sitúa en la vertiente del barranco del Castillo. Para Roberts, éstas están situadas en la vertiente simétrica, en la falda de la Sierra de Casares.
Villamil señala un camino por la misma falda de la Sierra Crestellina con bifurcación a la altura de una torre albarrana, semejante a la del dibujo de Roberts. ¿Podría tratarse del castillo de Casares?

Otros personajes


Grupo de figurillas situadas debajo de las torres del Castillo. En ellas observamos, al menos, un jinete montando una cabalgadura de color blanco, y un grupo de personajes a pié que oscilan entre ocho y diez personas. Estos elementos aparecen en la pintura de Genaro Pérez Villamil para dar más fuerza a esta parte del cuadro.
En la obra de David Roberts no figura este grupo de personajes. Roberts al unir mediante una loma y unas pitas el punto donde se situan los viajeros -mirador del castillo- con la propia fortaleza, no necesita este recurso para resaltar el fondo del barranco.


El cielo
Villamil trata el cielo con sol en alto e ilumina el cuadro por la izquierda con los rayos que aparecen entre las nubes.
En Roberts, su tratamiento es menor y la luz aparece por la espalda del pintor (izquierda).